sábado, 1 de junio de 2013

Los Negros Melódicos, un legendario grupo nacido de la imaginación de Carmelo Imperio

Por Fabio Da Silva (texto y recopilación histórica)

Para hacer un informe sobre los famosos Negros Melódicos tenemos que situarnos en dos etapas fundamentales en la historia de este gran conjunto y del Carnaval..
Nacen en 1938 como revista, producto de la imaginación de Carmelo Imperio, quien ya venía desde hacía varios años creando diferentes tipos de conjuntos, tales como ¿Por qué le pegó a la Perra?, La Revista Azul o Los Malcriados, con los que año tras año arrasaba con los primeros premios de la Comisión de Fiestas y se constituían en la atracción de los tablados y del  concurso en el viejo Teatro Artigas.
Pero ese año fue diferente como dijo el “Pardo” Flores, un prestigioso comentarista de nuestros carnavales: “Puede decirse que aquí comienza la consagración definitiva de Carmelo Imperio como músico, director y como hombre de asombrosa visión para detectar el gusto popular”.
Porque Los Negros Melódicos marcaron el rumbo y se constituyeron en una verdadera sensación aclamada en todos los barrios por su originalidad, colorido, voces perfectamente arregladas y porque escribieron uno de los mejores tangos que se hayan oído en nuestros carnavales: “Pájaros de Bronce”. 
De ahí en adelante marcaron un corto camino hasta su despedida del Carnaval en 1941, pero en esos cuatro años nadie pudo sacarlos del podio de triunfadores, ya que era tal la creatividad de Carmelo Imperio junto a sus Negros Melódicos que por ejemplo, en este año de su despedida de los escenarios -y compitiendo contra dos grandes como Granata y sus Gueypa- Gueypa  y  Collazo con Momento Musical- ganan y deslumbran con una marcha fox con letra del Dr. Patrón y música de Imperio y  Courau, llamado “Trabajando al compás de una canción”, donde armaban pedazo a pedazo una vieja cachila Ford, y cada martillazo seguía el compás de la música, hasta lograr partir del escenario con la misma en funcionamiento y ellos cantando dentro de ella.
La segunda etapa del conjunto sería importantísima para nuestros tiempos, porque con ellos se forma la primera gran rivalidad en la categoría de Parodistas.
En 1948 Santín Barbeito, Manuel Novo y “Tito” Pérez fundan en su querido barrio de La Comercial el conjunto de Parodistas Fígaros Armónicos, logrando de inmediato un segundo puesto y al año siguiente el primero.
Pero en 1950 Barbeito se aleja de Los Fígaros y trae nuevamente al carnaval junto con Soriano a los Negros Melódicos, que comienzan a ensayar a diferencia de dos cuadras cada uno y generan no solo en la categoría, sino en el barrio, una rivalidad sin precedentes, al punto que familiares, amigos y vecinos cuando llegaban las noches de febrero se transformaban en acérrimos enemigos, de la misma manera y en el mismo barrio que veinte años después lo hicieran Gaby´s y Klapers.
En su debut logran el primer premio, con voces afinadas, un gran coro y con la pluma de Ricardo Riera, que escribe sus primeros libretos y la parodia “El Nido de Víboras”.
Vendrían después dos primeros premios consecutivos, algunos años de ausencias y retornos hasta que se retiran con un primer premio en 1967 de la mano de Coco Dandraya y su maravillosa parodia sobre La Novicia Rebelde, donde incursionan con órgano y guitarras eléctricas y marcan el camino no solo por tener una orquesta en vivo, sino porque también dan paso al rubro de coreografía.
Sin lugar a dudas que Los Negros Melódicos grabaron su nombre y el de sus directores en la más rica historia del Carnaval uruguayo.

FOTOS: 1 - Los Negros Melódicos en 1940 2- Los Negros Melódicos en 1950 3- Afiche 4- Carmelo Imperio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada